miércoles, 26 de enero de 2011

Y de repente, casi sin quererlo, volvemos a recuperar aquel polvo de hadas.

4 comentarios:

cheshire dijo...

Al leer ésta frase, me ha venido a la cabeza algo que nunca hubiera imaginado que relacionaría a algo parecido a la esperanza, o incluso, a la magia. Me ha venido muy bien, gracias :)

ego dijo...

aquella encrucijada.



.

Alba(: dijo...

Me encanta :)

Euforia dijo...

Las mejores decisiones se toman sin querer :)

Besos de cristal