domingo, 15 de marzo de 2009

erízame


Porqué eres como una tos sin médico, o sin cura, como un abrazo compartido y que se quiebra en la mitad, como cuando la venganza promete esperarte en la esquina y se queda dormida.
Y me encantan los colores de tu piel, creo que me mudaré a ellos. Y así me quedaré escondida. Te escucharé en silencio. Blanco. Como la nieve. Y siempre habrá un horizonte esperándonos.
Siempre pensé que se podía morir de nostalgia, ahora creo que también se puede morir de melancolía. Y ya he perdido la cuenta de lo que es mejor y peor.
Creo historias hechas de chocolate, e intento que todo cobre un aire normal, tranquilo, sin prisa ni pausa, que el corazón no huela nunca a espinacas, y mucho menos a col. Pero tampoco pretendo convertirte en un amor de verano, primero porqué la gaseosa no me gusta y luego porqué las estrellas fugaces también lloran en invierno. Eso si, en verano, podrías llevarme a pasear por la feria, compraríamos algodón de azúcar, para quedarnos pegados y pringosos, perderíamos todos los metros de la ciudad, nos daríamos besos secretos, bailaríamos de puntillas, reiríamos, y te cosería fuerte.
A mi siempre me gustó la línea 7.
Buscaríamos canciones, la música siempre nos pertenece, yo he escuchado la sinfonía más bonita en una carcajada. (hacerlo nuestro).

Meternos el amor en la piel y la arena en los zapatos. Que nunca falten miradas cómplices y fugaces. Códigos de dos, que sólo tú y yo entendamos. ( Como cuando alguien se inventa un beso único en un icono :· ).
Meterme en cualquier descosido y vigilar que la ilusión no se escape.
Partirnos las voces, ser una medía voz. Tú.
Salir a hurtadillas para que Meter no se de cuenta de que hemos llegado tarde y hemos crecido demasiado. Somos igual los niños perdidos.

(Mándame un beso si tu también me oyes)

6 comentarios:

Favio dijo...

porque cada vez esa inocencia vuelve :)

gracias por haberme hecho feliz durante este instante

Adolfo Payés dijo...

Muy hermosos versos. erizarme la piel con tu presencia dibujando pecas en mi cuerpo..

muy bellos

saludos fraternos

un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Códigos de dos, que sólo tú y yo entendamos. "


Esas cosas son tan geniales que cuando falta, simplemente se nos muere el alma por dentro.
Saludos

BUENAS NOTICIAS dijo...

Qué chulo, Iona, me encantan los códigos de dos... espero que te oiga, que te sepa oir y que te mande mil besos...
Un abrazo!!!

Anna. dijo...

Sin comentarios. Son los sueños convertidos en palabras...

Prefecto, muy precioso.

Anna.

Anton dijo...

puede ser, pero a veces, esperar por el tiempo, duele y quema demasiado. Por dentro.