miércoles, 9 de julio de 2014

En sus manos


Ella era la chica más triste de la biblioteca,

pero todos los libros eran felices en sus manos.

3 comentarios:

Sandra Afrodita dijo...

Vivan los malditos libros que consiguen evadirnos del mundo... besos :)

Juan Antonio B. dijo...

Qué bonito eso.

Júlia albes valls dijo...

Viviría en una biblioteca si dejaran....

letrasdegiulietta.blogspot.com