viernes, 7 de marzo de 2014

Bébetela

"Dile cosas bonitas a tu novia:
"Tienes un cuerpo de reloj de arena
y un alma de película de Hawks"
Díselo muy bajito, con tus labios
pegados a su oreja, sin que nadie pueda
escuchar lo que le estás diciendo
(a saber, que sus piernas son cohetes
dirigidos al centro de la tierra,
o que sus senos son la madriguera
de un cangrejo de mar, o que su
espalda es plata viva).
Y cuando se lo crea
y comience a licuarse entre tus brazos
no dudes ni un segundo:

bébetela".



Luís Alberto de Cuenca

2 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Si, bebernos el mundo que si fuera lo único existente.

Saludos.

Carlos dijo...

Desde luego ese será el mejor momento para bebérsela. Tras contar los lunares de su espalda, tras contar sus cicatrices y poner besos en las heridas.