sábado, 1 de junio de 2013

Junio

Junio, el sol, las flores, el sonido de los tambores,
un vestido largo, hablar con la mente, las manos finas,
las ganas.

Junio, las sonrisas, un sábado, una fotografía olvidada,
un abrazo de piernas, el incienso, un pintalabios,
el vino.

Junio, lo posterior, el negro, el pelo rizo,
los días contados, el hambre en las manos,
la luz.

Junio, los versos de B. Prado, la risa, lo fugaz,
la ropa olvidada encima de la silla, los reencuentros,
el cielo.


Junio, el no estar, la playa, un concierto a tres guitarras,
encontrar en mi cuaderno la inspiración de Tomi escribiendo;
''Tengo los ojos del color de la tierra,
y, por eso, no me creo las raíces
que me vendes."

Junio, que empieza contigo pero sin ti,
como nunca han de pasar las cosas.
Junio, que siempre acaba llevándome
al pecado de recordarte en julio,
y es que a quién he de explicarle
que yo te recuerdo en todas las letras del abecedario.

3 comentarios:

Julio Serralde dijo...

Tienes que leer un poemario que se llama "Hora de junio" de Carlos Pellicer

encontrarías empatía

(Y)

Sílvia dijo...

Oh Julio!! Qué casualidad! Lo leí hace poco más de un mes! :) Y me gustó mucho!

ele* dijo...

Junio es mi mes preferido! todo mi abecedario se puede contar en días preferidos en Junio!