viernes, 11 de noviembre de 2011


Para algunos la vida es cabalgar un camino empedrado de horas, minutos y segundos. Y yo, que más humilde soy, solo pido que la ola que surge del último suspiro de un segundo me transporte mecido hasta el siguiente.

3 comentarios:

maria cor dijo...

que preciosidad!!!
que preciosidad!
no puedo dejar de suspirar
un abrazo

alter ego dijo...

sólo pido la arena.

VANESSA dijo...

Qué bonito ha quedado, con tan pocas palabras pero muy intensas.
Besoss