jueves, 24 de febrero de 2011


Nunca pudiste ocultar que naciste en las puntas del viento,
unos metros más atrás de donde el cielo se mezcla con el mar.
Al menos asi es como siempre te veo.
A veces caes en la espuma y no vuelves nunca.
Tu cuerpo es esclavo del mar...lo adoras por su belleza, por su carácter, porque es algo más efímero que tú. Y cuando me acerco a ti y te abrazo escucho su sonido.

Al menos sé que algún día llegarás al horizonte, donde puede que todo sea más fácil.

4 comentarios:

Zepequeña dijo...

Unas lineas llenas de inspiracion.

Zepequeña.

Anita dijo...

wo

Verónica (peke) dijo...

MAGNIFICO texto, me ha gustado muchisimo.

besotes de esta peke.

Antonio dijo...

Muy profundas esas frases. Es posible que te agrade el poema Marinero en tierra que tambien cuenta sentimientos del mar.

Saludos

Antonio
http://sonriendoalmundo.blogspot.com/