martes, 18 de mayo de 2010

- Si tienes miedo de hacerte daño, aumentas las probabilidades de que eso mismo suceda. Fíjate en los funambulistas, ¿crees que piensan en que tal vez caerán cuando caminan cuidadosamente por la cuerda? No, ellos aceptan ese riesgo y disfrutan del placer que les proporciona desafiar el peligro. Si te pasas la vida procurando no romperte nada, te aburrirás terriblemente.. ¡No conozco nada más divertido que la imprudecia! ¡Mírate! Digo imprudencia y se te enciendes los ojos, jaja. Cuando a los catorce años se decide curzar Europa para ir en busca de ua muchacha es que se tiene una seria tendencia a ser imprudente ¿verdad?

- Sí, sí... Pero ¿no conocerá usted algún truco para reforzar un poco mi corazón?

- Oh, claro.. escúchame bien, ¿estás listo? Escúchame muy atentamente: el único truco, como dices, que te permitirá seducir a la mujer de tus sueños,es justamente tu corazón. No este en forma de reloj que te añadieron cuando naciste. Te hablo del verdadero, el de debajo, hecho de carne y de sangre, el que vibra. Es con ese con el que tienes que trabajar. Olvídate de tus problemas de mecánica, así les quitarás importancia. ¡Sé imprudente y, sobre todo, entrégate sin reservas!

6 comentarios:

Gabiprog dijo...

La empatía no suele ser mala siembra.

:)

galicia maravillas dijo...

Al agua patos!!!! :))) me encanta esta frase!! :)) qué frescor guardan y estalla en tus letras:)))

mariola dijo...

:)

DANYGIRL dijo...

Tendré que probarlo...yo creo que he pecado de poco imprudente!

Giorgio Grappa dijo...

La vida es un deporte de riesgo.

El amor es un deporte de alto riesgo.

Hay que elegir: o riesgo o aburrimiento.

jrivero dijo...

cuenta la leyenda que cierto día, cierto turista, fue a un templo budista con la finalidad de visitar a un famoso sabio.

el turista al ver al sabio se quedó muy sorprendido, porque vivia en un cuartito muy simple.

¿donde estan sus muebles? le pregunto el turista
¿donde estan los suyos? respondio el sabio
¿los mios? pero si yo estoy aqui de paso! dijo el turista más sorprendido
yo tambien... concluyo el sabio

la mayoria vivimos como si fuesemos a estar eternamente en la tierra y nos olvidamos de ser felices. malgastamos el poco tiempo que tenemos en sandeces.

"el valor de las cosas no esta en el tiempo que duran, sino en la intensidad con que suceden" por eso existen momentos inolvidables, cosas inexplicables y personas tan incomparables como tú.