viernes, 16 de enero de 2009

my B*day






Que hoy cumplo veinte años, cambio el dichoso uno por el dos, y todo tiene un aire más capicúa y redondo (como cuando cierras un círculo). Y me sigo sintiendo la pequeña de la casa que nunca fui, la princesa de mis sueños, sólo de los mios.
Veinte años ya,
Si pudiera hacer un balance de ellos.. no tendría por donde empezar.. por el colegio? Cuando la inocencia brillaba y corría más que nada en el mundo, cuando jugábamos sin pensar y las lágrimas que nos sobraban se perdían en un caramelo. Nada tenía más peso que lo que cabía en una caja de metal en forma de carrusel. ¿Capaz o incapaz?.
Queríamos parar el tiempo, con silbidos, como quien llama a su Pepito Grillo, con patadas, como quien quiere romper con todo, con brincos, con saltos en los charcos, con risas descabelladas y con todo lo que el corazón podía comer.
Esto duró aproximadamente hasta mis 11 años.
De ahí, renací, en algo más rebelde, típico tópico, llegué al instituto y me seducieron, tanto, que por mucho que busqué un bote salvavidas no lo encontré, y es que el mar cada día se hacía más grande y bravo.. y yo me perdía a la deriva.
Aunque fríamente creo que no fue para tanto, después de todo.
Así fue, después de buscar mil flores de papel.. la vida, se me pintó bonita. El equilibrio nació de la mano de nadie y de todos, como quien no quiere la cosa. Ahí estaba yo. En un iglú, pero que con la calma se iba haciendo cada vez más cálido.. Volví a recuperar el ruido, y tenía canciones, de las que no se venden y casi nadie puede escuchar..por un momento recuperé a Lady Blue.
Había nacido de nuevo, como quien nace de una foto, como un detalle pequeño e insignificante, pero que se escondía ahí, detrás del sol (o de la sombra de la luna, quien sabe).
Me tocaba tirar, zas! Y ahí me planté! Con mis 15 años, llegué a lo más alto, toqué las estrellas, bebí de su piel, respire el salitre que me hizo creer, recorrí sus playas, enterré los tesoros.. como si nada, tonta enamorada, qué poco te arrepientes! Pero ¿ cómo me voy a arrepentir de amar con todo el alma? ¿ de querer con todo lo que se puede querer? Y de sentir que tienes vida en lugares que no sabias que existían o que tenías.. Así pues, poco a poco, con buena letra, susurrando bajito, como a ti te gusta, naciste en mi (y el día que te mueras no estaré ya en mi). SÍ, yo viví en una nube de algodón.
Como aquel que rompe el alma en un beso o juega al Capaz/Incapaz en un sueño, me enseñaste todos tus rincones.. y volvimos a enterrar tesoros que nunca encontrarán, y volvimos a nuestro parque a ver las estrellas, porque la fiesta era nuestra y de nadie más. Y las olas estaban hechas para los dos porqué nadie las merecía más que tu y que yo. Y nos mecíamos en ellas. Vidas cruzadas.
Y el salitre, que me dabas, que te daba.
(Amanecíamos tan juntos que parecíamos siameses)
Un día me preguntaste ¿ A qué huele el miedo ?, me perdí, después de cuatro años, volví a temblar, pero esta vez no era de amor, era de miedo..
Creí morirme, de hecho creo que lo hice un poco.. me aferré a ti, a nuestro círculo, a todas las casualidades y los faros recorridos. A tus besos polares. A tu voz pequeña. Pero era tarde, como siempre, para ti y para mi, siempre es tarde.. perdimos el metro, y todo el polvo de hadas que nos quedaba en la despensa.. No sé quién lo lamentó más.
Des de entonces, todos los ‘tequieros’ fueron afónicos.
Blanca.
Restando.
22 de septiembre.
Se me volvió a romper el corazón en mil. Nunca, nunca, nunca, nunca, podré reconstruirlo, porqué tú te fuiste pero a él me lo quitaron. Y yo, su niña, no pude correr. No sabía a donde corren las niñas. Después de casi dos años, se fue, para no volver, para instalarse en mi cielo de grandes reyes, el cielo que cree para él, lleno de puntos infinitos de armonía.. él lo estrenó, por ser el rey más grande de mi vida. Cuánto le echo de menos.
Pasado un tiempo llegó mi pingüino tropical, para contarme que la vida tiene cosas bonitas. ¿Qué carajo bonito tiene la vida?. Quien no quiere oir no escucha. Él se armó de valor, y me contó cuentos, cuentos llenos de ventajas, para mi, para recuperar la fe, la fe en algo que ya olvidaba qué era.. la fe en mi, incluso.
Yo me volví alga marina.
Me hizo creer un poco, me hizo recuperar el equilibrio, dejé de crecer, había crecido demasiado en estos últimos años, y a marchas forzadas. Casi no podía respirar porqué hasta el aire me consumía.
No es que haya vuelto a nacer, hace falta mucho para eso, de echo no quiero volver a nacer, no voy a olvidar lo malo, porqué es mi vida. Pero él.. me devolvió los trozos que iba perdiendo por el camino, como cuando pulgarcito deja migas de pan para volver a casa, pero aquí, una, no sabía ya como llegar a Nunca Jamás, hacía demasiado que no volaba, que no luchaba contra piratas.. y mucho más, que no creía. Odiaba ser tan original a veces.
Un año, había pasado un año des de mi intermitente muerte de alma. Un año y diez días después.. en mi cielo se encendió la segunda estrella.. y es que hay muy pocos poetas en el mundo y los buenos se van.
Nunca dejo de jugar al juego de lo imposible. Eso representa. Y pierdes el tiempo leyéndome seguro (porqué me siguen gustando los sugus).
(Y es que yo siempre quise ser pirata, cantar sus canciones y beber de su ron)
Y ahora después de todo estoy aquí, cumpliendo los propósitos del 2006.
Pero no os penséis, todo el simbolismo, nace de uno mismo y no de sus acontecimientos.. yo lo aprendí en el frío. (cuánto me gusta el frio!)
Lo que más quiero en el mundo, mi mami. Y aunque me saca de quicio y más cuando le cuento todo lo que tengo que hacer en mi vida (no suelo contarle lo que ya ha sido de mi vida, eso lo lee, la muy cotilla) y le digo que Galicia me espera con los brazos abiertos, y que todo el verde es para mi..
Yo no tengo algo más grande que eso.
Y es que soy la cosa más terca del mundo. Pero tú te mueres por saber más, y no llegas a entrar en mi, porque no puedes, ni podrás.
En mis veinte años, me quedo con todo y nada. Porqué ese todo y nada me ha hecho ser así, alguien a quien la vida no le ha dado la vuelta del todo y sigue buscando su cuento, su casualidad, la más grande.
Capaz.

8 comentarios:

maba dijo...

felicidades por tus 20...

por los que cumples..tan redonditos

por los que has cumplido hasta hoy...con sus subidas y bajadas, con su bueno y su peor

pero por los que te quedan por delante, porque los bebas despacio, poco a poco, saboreando los buenos...y tragando rápido y fuerte los malos.. capaz o incapaz?

la rechula dijo...

Felicidades! tienes un blog y unas fotos muy especiales, enhorabuena!

Jeremias Soler dijo...

Felicidades. Yo hace pocos meses cambié el 3 por el 4, y aunque parezca extraño me hizo, y me hace, muy feliz. Lo mejor siempre está en el presente; y lo mejor de todo es que no podemos escapar del presente, siempre nos acompaña.

Anton dijo...

ai, pero si salimos monisisisimos!!

gracias a ti lindiña, muchas gracias, por todo. :)


muamuamuamua

Laura dijo...

Felicidades :)!
me ha gustado tu 'resumen' de todos tus años por así decirlo, y por lo que veo hay una gran influencia de quiereme si te atreves.. que bonita

Momo dijo...

Felicidades. Me encanta tu blog :)

Ragga Movirektor dijo...

Gran resumen de tu “todo y nada”…^^ Feliz cumple,chica de las pecas…:)

La sonrisa de Hiperión dijo...

Felicidades. Recuerda no todos los días se cumplen 20 añitos.
Saludos