sábado, 21 de diciembre de 2013

Abril

Hace ocho meses di un beso, y no era un beso cualquiera.
-Aunque ya saben ustedes que los besos no deberían menospreciarse nunca-.

Ese beso es de los que cura cualquier herida,
ya sea un rasguño en un dedo o un esguince en el corazón.

Es un beso de los que dura toda una vida.. y mucho más!
Sí, porque hay personas, como yo, que entienden la vida como un nuevo amanecer,
y creen firmemente que tenemos 365 vidas al año para seguir enamorándonos como aquel primer día.

¿Cómo no va a durar ese beso toda una vida?


Quisiera regresar para sanar,
para durar una vida más.
Y darle los buenos días al frío abril que nos vio nacer.

3 comentarios:

Pía Baroja dijo...

¡Precioso!
Yo también siento que me enamoro de nuevo cada día y que los besos son todos eternos.
Besos

Huracán. dijo...

Hay besos que son suspiros,
los besos lo curan todo.

Fernanda. dijo...

Y si los besos no salvan, ¿vale menospreciarlos?