viernes, 10 de mayo de 2013

Dices que quieres ser un náufrago en mi mar.
Así, sin más, y te quedas tan ancho.
¿Y qué diablos hago yo ahora?
Ahora que los quilómetros me parecen océanos.
Ahora que el mar lo tengo en el cuerpo.
Anuncias que vienes a bucearme,
y yo sólo puedo abrirme,
de piernas y de corazón.

9 comentarios:

escarcha dijo...

lo bueno es que es sincera: primero de piernas y luego de corazón!!!!

tienes un blog más que interesante!!!!
saludos

Julio Serralde dijo...

otra vez sin aire!

Elendilae dijo...

¿Qué disgusto eh? jajaja

Aunque a veces los kilómetros en océanos se hacen días imposibles...

Un beso, ¡feliz viernes!

Eva Letzy dijo...

Abrirse de corazón no me parece poca cosa, ya es bastante.
Me encantó esa frase de "vienes a bucearme", está genial.
Que tengas un buen fin de semana
Un saludo

ele* dijo...

tus palabras tienen magnetismo, tus versos breves siempre hacen que quiera volver.
Estas 8 letras cambiarán el rumbo d tu vida. ;)

JOAN dijo...

Jolines, cuanta productividad!! No paras eh!!

Me gusto mucho este texto, siempre con poco dices mucho :)

Una abraçada!

Xindansvinto dijo...

Vinimos a explorar su archipiélago de pecas... y lo que muestra es un verdadero placer. Salud.

Pía Baroja dijo...

¿Tienes a un hombre especial lejos, no?
Me gusta el final, le da una vuelta completa al relato jaja

Pecas dijo...

Espero que sea un náufrago de los que luego se convierten en supervivientes.

Aquí otra de pecas.