lunes, 8 de abril de 2013

Esperar

Si pudiera odiar,
odiaría el verbo esperar,
por ser mentiroso y opaco,
por contradictorio y falso.

Esperar es el verbo
con más prisa del mundo.


2 comentarios:

Sasha dijo...

y ya sabes lo que dicen, el que espera, desespera.

Pía Baroja dijo...

Es perfecto este poema :)