viernes, 24 de septiembre de 2010

Olor a tardor

En el otoño de mi vida, yo debería ser un escéptico.
Y en cierto modo lo soy. El lobo nunca dormirá en la misma cama con el cordero.






"Cuando llegó el otoño, no fue el orgullo lo que mantuvo viva a Grace...sino ese trance en que entran los animales amenazados, un estado en el que el cuerpo reacciona mecánicamente, sin demasiada reflexión. Como un paciente que se deja dominar por la enfermedad".

8 comentarios:

ego dijo...

en la misma piel..



besos

.A dijo...

no se enamoro en una ocasion el leon de la oveja.. ?
todo es posible..

Yunns dijo...

Ese fragmento... Dogville, ¿verdad? Es mi película favorita, tiene 'algo', no sé, me hace pensar mucho (tal vez demasiado) sobre cómo es el ser humano.

¡Me encanta tu blog!
Un saludo :)

MomÖ dijo...

yo tambien tengo pecas! o,o jajaja un blog genial y precioso tambien!

Euforia dijo...

El otoño... me gustaría que durara más :)
En tu forma de escribir y en los sustantivos que utilizas se puede ver el espíritu del norte, de los bosques, y es genial.

Un beso pecoso!

Sil dijo...

El otoño y la primavera son suaves y encantadoras,pero amo el verano a pesar de cualquier temperatura

Cesc dijo...

Tiene un nosequé elotoño que me gusta. Empezar el recogimiento, los colores, el fresco por las mañanas...

mlle.Chen dijo...

Todo puede suceder. :)