domingo, 9 de noviembre de 2008

Noviembre es como septiembre, pura melancolía, me recuerda a un baúl de recuerdos, lleno de aviones de papel, secretos susurrados, corazones quebrados, arena de playa, sueños de cartón, lágrmias de agua dulce, respiraciones aceleradas, palpitos, esperanzas, polvo de hadas, y mazapán. Noviembre se llena de mariposas y cosquillas en el estómago.

A mi me siguen gustando los domingos de enero, el 18 de marzo, el 20 y 23 de abril, el 23-24 de junio, el 3 de agosto, el 21 de setiembre, el 7 de diciembre..
Me bañan en respuestas y sonrisas.

Cuando huele a amor y sábanas revueltas.

3 comentarios:

Antón dijo...

noviembre, para mi, pasará a significar el mes de echarte de menos, mucho, muchisimo.

muamuamuamuamua
querote

ALBA dijo...

que foto mas original del lobo y la caperucita.

unbeso

De cenizas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.